Noticias

Mujeres inspiradoras: Rosa M. Calaf e Inmaculada Franco, el valor de la empatía y la vitalidad

Escrito por: admin, categoria(s): Frases, Mujeres inspiradoras, Periodismo Marzo 8th, 2017
Etiquetas: ,

Rosa María Calaf e Inmaculada Franco llegan a Bilbao pocos minutos después de bajar del avión y no quieren ni pasar por el hotel. Su energía es tal que desean iniciar cuanto antes el encuentro en Yimby con la gente por que saben que van “a aprender mucho”.

De ellas, se pueden encontrar muchas biografías en internet, en postcast, y en papel, todas impresionantes, pero cuando se presentan en directo se caen los muros de cristal que levantamos por ser ellas personas famosas y los demás de ese mundo del anonimato. Y cuando te dicen que están muy “contentas de estar aquí por que disfrutan y aprenden mucho” ya se han ganado al público, han empatizado con él desde el principio, con humildad.

Las diferencias, antes y después

Rosa María Calaf nace en una familia donde ya experimento que es eso de vivir en igualdad y por ello cuando llegó a Televisión Española a hacer una prueba dijo que se presentaba “por que quería que la mujer esté en todo los programas de televisión” y aunque pidió internacional la enviaron a cubrir un desfile de moda. Son las diferencias entre el antes y el ahora. Ella está convencida “que se ha avanzado mucho, pero hay mucho por hacer, por ejemplo, no hemos avanzado en poder”. Y empieza a dar cifras, no muchas, las suficientes para traer de nuevo ante nuestros ojos una realidad que “hemos dejado de defenderla y se ha parado”. “En Telecos de Madrid la proporción es de 1 a 9, 1 mujer por 9 hombres matriculados”

Los datos

Hace 35 años, ella también era 1, era la única reportera en la matanza de Beirut, en los hechos de Sabra y Chatila.

Inmaculada Franco también comparte datos, gentileza de Calaf, “60% de plazas de Ciencias de la Información son mujeres, el 50% en las redacciones, el 10,9% en los medios impresos y el 7,9% en televisión”. Y coincide con Calaf en la opinión que ahora “el poder económico es de los hombres” y las mujeres, no estamos en esta esfera.

Y hay que lamentar que la “televisión ha realizado una vuelta atrás, de la mujer como objeto. Antes no se priorizaba el aspecto físico.”

Comunicar lo femenino

PWN Bilbao junto a Inmaculada Franco y Rosa María Calaf. Autor de la foto: Kepa Jon Martínez Barañano

Ella no comparte esta cosificación de la mujer y apuesta por “comunicar en femenino que consiste en que mujer y hombre comuniquemos igualdad”. Y para esta tarea, estamos llamadas todas, dice Inmaculada Franco. “Somos muchas, pero pocas con una voz singular (discurso). Construir tu propia voz y para eso tienes que saber qué es lo que quieres defender”. Y puntualiza Rosa María Calaf: “Hay que hacer militancia y estar siempre atenta y atento. Tratar de no equivocarte en el lenguaje. Meter mujeres en los reportajes. No sacar siempre a la mujer como víctima, sino lo que es, la columna de transformación de todas las partes”.

Porque la mujer “incorporamos fácilmente el discurso dominante, nos pasa a todos, por eso hay que estar atentas a denunciar, a reivindicar una presencia de voces femeninas, no solo cantidad, sino calidad”

En sus viajes por más de 180 países, le impresiona “la fortaleza que tienen las mujeres”. Y, esa afirmación, no le lleva a buscar la superioridad. “¿Somos mejores que los hombres? No, somos complementarios”. Un ejemplo para argumentarlo, “Las comisiones de reconciliación, después de conflictos tremendos, se pidió que hubiera mujeres por que tienen una gran capacidad de decisión. Es un hecho objetivo y se ha impuesto”.

También se ha impuesto la realidad en Japón, que a pesar de lo avanzado de la sociedad, la mujer casada con hijos, en un alto porcentaje se quedaba en casa. “Sale el primer ministro japonés y dice tenemos que cambiar, Japón no va a avanzar si no incorporamos a las mujeres y además montan los papa-park para que el hombre con niños en el parque no se sientan raros”.

Techo de hormigón armado

Rosa María Calaf no quiere hablar de techo de cristal sino de techo de hormigón armado. “Cuando haces crecer la idea de que la igualdad está conseguida, se deja de pelear y se deje de estar alerta. Y en la parte del mundo de mujeres reprimidas, se les hace creer que no hay nada que hacer”. Y remata de forma concluyente “Ser feministas es defender los derechos de las mujeres que es algo básico”.

Y para muestra un botón, un eurodiputado polaco dice: “Las mujeres deben ganar menos porque son más débiles”. Pero lo que la apena no es el discurso de este señor, sino que no hayan reaccionado todos los diputados.

Y así empieza a lanzar sus consejos a la audiencia “En la vida profesional, hacerlo notar, sin empezar a chillar. En la vida diaria denunciarlo, protestar. Hablar mucho con los hombres”. Inmaculada Franco lo complementa con “hacer presión en tu ámbito personal y social. En la sociedad, por ejemplo, escribir cartas, hacer presión social a favor de la conciliación y que no se penalice la cuestión familiar”.

En definitiva, “¿Qué hacer? Ser muy activista”.

PWN Bilbao invitó a Rosa María Calaf a participar del ciclo de conferencias “Mujeres Inspiradoras” donde entró en conversación con la periodista Inmaculada Franco el pasado martes 7 de marzo de 2017 en la Sala Yimby de la calle Ercilla en Bilbao.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

2 comentarios

2 respuestas a “Mujeres inspiradoras: Rosa M. Calaf e Inmaculada Franco, el valor de la empatía y la vitalidad”

  1. Víctor M.Pidal Menéndez dice:

    Begoña, me alegro de saludarte y verte rodeada de personas de tanta calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *